Erase una vez un niño que se sentía muy solo en su casa porque los padres siempre estaba trabajando.
El tenía que hacerse la comida. Como no sabía qué podía hacer de comer, fue al trabajo de los padres y les dijo:
Papá, mamá, ¿me podéis dar una patata?
Y la madre le dijo:
Sí toma una patata.
Y preguntó el padre:
¿ Por qué quieres una patata?
Y el niño dijo:
Para hacerme una comida.
Y se fue para la casa para hacer la comida, y empezó a hablar con la papa.
El niño le dijo a la papa:
Ya no estaré solo.
Y la papa abrió la boca, y dijo:
- Los dos seremos muy felices.
Empezaron a cantar una canción. Los dos fueron muy felices cantando y comiendo patatas.



external image POTATO.jpg
BENJAMIN LOZANO ALVAREZ
ANGEL JESUS ESCUDERO ESCRIBANO
6ºA -MOTRIL,1 DE ABRIL DE 2008